Noticias

AWS: La Nube como herramienta para combatir el cambio climático

La ruta de los socios de AWS diverge para abordar el cambio del modelo de negocio
Entre algunos de los proyectos donde está involucrada AWS se incluye una iniciativa para la optimización de energía renovable.

Amazon Web Services (AWS) se propone objetivos de eficiencia y despliegue de tecnología para el combate al cambio climático, que incluyen lograr un saldo positivo en el uso de agua y que el 100% de su energía provenga de fuentes renovables.

Durante el pasado re:Invent 2022, la compañía reveló que buscaría un saldo positivo en el uso de agua (water positive) hacia 2025, que implica regresar más agua de la que usa a las comunidades donde tiene operaciones.

Para lograr este ambicioso objetivo, Christopher Wellise, director de sustentabilidad de AWS, detalló en entrevista que se ha establecido un plan de tres ejes principales que implican mejorar su sistema de refrigeración, dotar de infraestructura a las comunidades para transporte de agua y el reciclaje de agua.

Ante la gran demanda de procesamiento que se exige de la Nube, la infraestructura utilizada como los centros de datos puede alcanzar altas temperaturas. Para enfriarlo, tradicionalmente se utiliza agua, que se evapora para crear aire y refrigerar los centros de datos.

AWS busca mejorar este proceso, ya sea utilizando sensores en sus instalaciones para reducir al mínimo el uso de este sistema o el aprovechamiento del aire frío del ambiente. En países como Irlanda o Suecia, se aprovecha su ambiente natural más frío para refrigerar los centros de datos únicamente con aire, y el uso de agua se reduce a un 5%.

El segundo eje ronda alrededor del reciclaje del agua, ya que al no requerir agua potable para la refrigeración de los centros de datos, se puede usar agua tratada, y que eventualmente pueda ser reutilizada para otras tareas como irrigación.

El reto de este sistema es la falta de infraestructura en algunas localidades donde opera, por lo que se trabaja con los gobiernos de las ciudades como algunos condados de Virginia, en Estados Unidos, para extender la tubería requerida que permita llevar el agua de los centros de datos hacia el resto de la región que rodea las instalaciones, para su uso en irrigación. Esta labor también se ha realizado con otros gobiernos como el estado de California y Singapur.

“Reconocemos que el agua es un recurso escaso. Se estima que 50% de la población mundial estará en regiones con escasez de agua” como México, Singapur, zonas del oeste de Estados Unidos o África; “lo reconocemos y por eso implementamos esta iniciativa”, expone Wellise.

Finalmente, al devolver el agua que se usó para refrigeración y que no tiene contaminantes o le fueron removidos los residuos sólidos, se impulsan proyectos de renovación, reciclaje o recargas y restauración de cuencas para asegurar las fuentes de este recurso.

Estos proyectos de AWS se han realizado por los últimos dos años, y aunque Wellise reconoció que son “ambiciosos”, también consideró que son “alcanzables”. Además, conforme se aceleran las iniciativas para el combate al cambio climático, se espera que la tecnología pueda ser más barata y desarrollada con mayor facilidad.

En cuanto al uso de energías renovables, el directivo señaló que el objetivo de la compañía se ha acelerado en cinco años y podría lograr operar 100% con fuentes sustentables de energía, como solar y eólica, en 2025.

AWS ha invertido en el desarrollo de tecnologías como baterías más eficientes (que permiten compensar la falta de viento y sol), además de otra infraestructura adicional para la generación de energía solar y eólica.

Por otro lado, como uno de los grandes proveedores de tecnología, para la compañía no se trata únicamente de cómo utiliza la energía, sino también de la tecnología que aporta para la digitalización de esta industria.

Entre algunos de los proyectos donde está involucrada AWS se incluye una iniciativa para la optimización de energía renovable, que aprovecha datos en tiempo real y sensores para su mejor aprovechamiento. Adicionalmente, provee capacidad de Machine Learning para un proyecto enfocado en la detección de fugas de agua mediante sensores instalados en las tuberías.

Wellise también recordó que los chips recién presentados durante re:Invent 2022 fueron optimizados para una mayor eficiencia energética. Graviton3 utiliza hasta 60% menos energía respecto a los chips x86 en instancias EC2, y Trainium permite el entrenamiento de modelos de deep learning con un 52% menos de energía en comparación a instancias EC2 P4d.

El directivo indicó que se trabaja con los clientes en trabajos de migración a estas nuevas instancias de Amazon para obtener una mayor optimización en el procesamiento de sus cargas de trabajo, con lo que logran reducir hasta un 88% su huella de carbono, en comparación con el uso de infraestructura en sus propias instalaciones.

Anteriormente, en julio de este año, Amazon anunció que desplegaría una nueva flota de hasta 100 mil vehículos eléctricos hacia 2030 en colaboración con Rivian, en las ciudades norteamericanas de Baltimore, Chicago, Dallas, Kansas, Nashville, Phoenix, San Diego, Seattle, y St. Louis.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

¿Quieres estar al día de nuestras noticias?