Noticias

Candidato rompe contrato con teleoperadora que emplea a prisioneros en Estados Unidos

El exalcalde de New York y actual candidato a las primarias por el Partido Demócrata, Michael Bloomberg no quiere que su telemarketing de campaña sea realizado por prisioneros estadounidenses.

Candidato rompe contrato con teleoperadora que emplea a prisioneros en Estados Unidos
Candidato rompe contrato con teleoperadora que emplea a prisioneros en Estados Unidos

La nueva competencia de los operadores de telemarketing, encarnada por prisioneros estadounidenses, afecta a parte de la opinión pública y a un candidato destacado, el ex alcalde de Nueva York Michael Bloomberg, quien rompió el contrato entre él y un proveedor de telemarketing y centro de llamadas de Nueva Jersey, ProCom, después de enterarse de que había subcontratado las operaciones con otro proveedor que emplea reclusos ​​en una prisión de Oklahoma. 

Acusado de haber “explotado” el trabajo de los prisioneros estadounidenses para su campaña electoral de 2020, Michael Bloomberg se vio inmerso en un escándalo. Las reclusas en el Centro Correccional Eddie Warrior, una prisión donde se encuentran 900 mujeres, dijeron que respondieron llamadas en su nombre para la compañía de telemarketing ProCom.

En 2014, el Departamento de Centros Penitenciarios de Oklahoma (DOC) firmó 4 contratos con empresas de telemercadeo que operan centros de llamadas en seis prisiones estatales, incluido ProCom. Estas empresas pagan al DOC el salario mínimo (7.25 dólares por hora) para los internos que trabajan, pero el programa de telemercadeo de la prisión les paga solo 1.45 dólares por hora, más las bonificaciones ofrecidas por las compañías. En comparación, el salario promedio por hora para un operador de telemarketing es de 11 dólares por hora.

¿Que dice la administración del candidato?

La administración del candidato dice que no están al tanto de los contratos, pero varias personas, incluido el senador George Young, han expresado su desaprobación. “¿Estas personas están encarceladas y aprovechamos la oportunidad para explotarlas porque las controlamos?” 

Para llamar por teléfono, un preso debe pagar al menos 3 dólares, porque todo es caro en prisión, incluso llamar a familiares. Pero Toby Pedford, cofundador de Every Life Marketing, lo ve de manera diferente. Según él, los prisioneros reciben a cambio capacitación de alto nivel que cuesta miles de dólares y que les permite encontrar trabajo después de su liberación de la prisión. 

Más de 1.100 detenidos por DOC trabajan para la industria del sector público y las “asociaciones” del sector privado.

Si bien el salario mínimo aumentó a 7,25$  / hora en 2009, el trabajo de los prisioneros no está regulado por el código laboral de los EE. UU., Y el uso de mano de obra de bajo costo por parte de grandes empresas es una polémica de larga data.

En el resto de los Estados Unidos, a los prisioneros se les paga entre 0.14$ y 3$ por hora, y en cárceles de Texas, Georgia, Arkansas y Alabama ni siquiera se le paga. Si rechazan la oferta, los detenidos son castigados y puestos en confinamiento solitario. El 61% de los prisioneros estadounidenses trabajan.

Etiquetas
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

¿Quieres estar al día de nuestras noticias?

Cerrar