Noticias

Deepfake y trabajo remoto

los impostores utilizan vídeos, imágenes, grabaciones e identidades robadas de usuarios legítimos y se hacen pasar por otras personas para obtener un puesto de trabajo en remoto.

Entre las estrategias empleadas por los ciberdelincuentes en la esfera laboral, en los últimos años se han popularizado las tecnologías deepfake que permiten modificar el aspecto o la voz de personas en imágenes o vídeos dando alas a nuevos ataques.

Esto es posible gracias a tecnologías basadas en inteligencia artificial (IA), mediante las cuales los estafadores pueden hacer parecer que ciertos individuos han hecho o dicho cosas fuera de la realidad y crear vídeos con imágenes de los candidatos para hacerlos pasar por personas reales.

De ese modo, los impostores utilizan vídeos, imágenes, grabaciones e identidades robadas de usuarios legítimos y se hacen pasar por otras personas para obtener un puesto de trabajo en remoto.

Una vez contratados y dentro del organigrama de una empresa, tienen acceso las claves y credenciales de la compañía, así como documentos personales que pueden utilizar tanto para su beneficio propio, como para perpetrar chantajes o sacar algún otro tipo de rédito económico.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

¿Quieres estar al día de nuestras noticias?