Maroc

Fintechs: lo que falta en su desarrollo

Fintech: lo que falta en su desarrollo

La efervescencia en torno a las fintechs y el pago móvil de hace unos años parece haber disminuido. Una impresión refutada por los distintos actores del sector financiero en Marruecos y presente en el webinar organizado por el Instituto CDG y 212 Founders bajo el lema “¿Qué futuro para las startups FinTech en Marruecos?”.

Una cosa es segura, las fintech en Marruecos aún están en pañales. Todavía está muy lejos de los innumerables avances financieros mundiales. Sin embargo, la locura por la digitalización es cada vez más palpable con proyectos cada vez más innovadores. De hecho, las fintech están despertando un interés creciente, ya sea de instituciones públicas, organizaciones internacionales o empresas.

En este sentido, los reguladores están mostrando una gran voluntad de apoyar esta nueva industria. “Podemos ver que se ha trabajado mucho en esta dirección. Tenemos un gobernador muy activo que ha inculcado todo el impulso necesario para el surgimiento de fintech. A nivel regulatorio, ciertamente hay algunos puntos que revisar y mejorar como en todo el mundo, pero no debemos olvidar que todavía estamos en los primeros años de aplicación. Pero puedo decir que actualmente contamos con todas las herramientas necesarias. Prueba de ello son las numerosas asociaciones y colaboraciones entre bancos y operadores”, afirma Abdeslam Alaoui, director general de HPS.

De hecho, la introducción de servicios financieros innovadores ha logrado poner en perspectiva el desafío regulatorio. El Banco Central ha adoptado, en este sentido, una nueva ley bancaria (Ley 103-12) que introduce dos conceptos esenciales para que las fintech en Marruecos tengan futuro: el concepto de Institución de Pago y el de Agente de Pago.

“Las regulaciones en Marruecos son de buena calidad”, asegura Jean Michel Huet, socio de Bearing Point. También señaló que había un deseo real por parte de la ANRT y el Banco Central de constituir un mercado para respaldar una plataforma única en torno al pago móvil y permitir a diferentes actores (telecomunicaciones, bancos, emisores de facturas, comerciantes e incluso el estado).

Estos últimos podrían agruparse en torno a esta plataforma y así ofrecer una oferta acorde con su posicionamiento. “Algunos bancos que tienen un posicionamiento en la inclusión financiera prefieren dirigirse al mundo rural, mientras que otros quizás consideren servicios de valor agregado adicionales para sus clientes y los retengan”, dice. Creada para ayudar a los consumidores a dejar el efectivo y avanzar hacia los servicios financieros digitales, las fintech parecen, erróneamente, asociadas a menudo con el pago móvil.

“FinTech es mucho más una extensión, un medio de distribución, de servicios financieros donde los bancos no pueden o no pueden ofrecer de manera óptima”, comenta Abdeslam Alaoui.

Para él, fintech aporta más agilidad y renovación en los métodos de pago, por supuesto, pero sobre todo en la relación con el cliente, la gestión de riesgos, la represión del fraude, así como la fidelización. “Debe saber que el pago móvil en el campo de las finanzas es solo la punta del iceberg. Hay varias oportunidades y segmentos para invertir, en el mercado de valores y en la gestión de activos en particular, como en la creación de motores de inversión para OICVM o acciones…”, presenta Abdelhakim Agoumi, director de la división de atención al cliente y canales alternativos de CIH. Banco.

En este sentido, todo parece estar preparado para la aparición de las fintech en Marruecos. “Creo que la combinación del aspecto regulatorio de las instituciones de pago y un marco de banca abierta constituiría un caldo de cultivo ideal para acelerar la aparición de fintech”, argumenta Abdeslam Alaoui. Aunque lamenta la falta de espíritu emprendedor entre los jóvenes marroquíes.

Para él, este es el mayor obstáculo para el desarrollo de esta nueva industria. Un freno mucho mayor que la regulación o el acceso a la financiación. “El entorno bancario y financiero es muy favorable para la aparición de fintechs, stratups y pymes que no estaban posicionadas en este sector y que pueden estarlo en el futuro”, lanza Yassine Regragui, experta en fintech y ex alta ejecutiva de Alipay en China.

Fintech también ofrecería varias oportunidades. “No es necesariamente una solución de pago, sino más una extensión a otras soluciones digitales. Los campeones no deben posicionarse necesariamente en toda la cadena de valor, sino especializarse en un solo eslabón de la cadena para desarrollar conocimientos específicos”, comenta el director ejecutivo de HPS. Y como bien lo expresó Jean Michel Huet, fintech “por supuesto, es tecnología, es negocios, es innovación, es usos, pero también negocios”. Basta decir que las fintech en Marruecos todavía tienen un futuro brillante por delante.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

¿Quieres estar al día de nuestras noticias?