Maroc

Iman Benabdellah: “Trabajar en modo proyecto tiene mucho sentido para desafiar las habilidades en el sector de TI”

Iman Benabdellah: "Trabajar en modo proyecto tiene mucho sentido para desafiar las habilidades en el sector de TI"
Iman Benabdellah: “Trabajar en modo proyecto tiene mucho sentido para desafiar las habilidades en el sector de TI”

Los talentos de TI, son cada vez más escasos y exigentes, pero esto no excluye su eficacia para respaldar la dinámica de las empresas en crecimiento. Para atraerlos y retenerlos, es más necesario que nunca redoblar esfuerzos, para satisfacer mejor sus nuevas aspiraciones y, sobre todo, adaptarse a ellas. Estos hallazgos fueron compartidos por la directora de gestión del talento dentro del Grupo Intelcia, Imane Benabdellah, durante el evento “¿Qué estrategia tienen las empresas de TI y telecomunicaciones para atraer y retener talento”. 

Subrayó a primera vista la Sra. Benabdellah, “estamos en una empresa en crecimiento y necesitamos cada vez más talentos de TI para apoyarnos en este proceso”, quien repasó todos los problemas a los que se enfrentan hoy los operadores, a saber, la rotación, la fuga de habilidades, la evolución de los métodos de trabajo, la escasez de talentos. Realidades que siempre han existido, pero que se han acentuado con el advenimiento de la pandemia, ejerciendo una fuerte presión sobre las empresas de prueba.

Asimismo, también explicó, “que hoy también nos enfrentamos a problemas de rotación, talentos que se van al exterior y talentos que cambian la forma de trabajar (…) Problemas que se alinean en un momento en el que necesitamos candidatos especializados en TI. La escasez de talento también es un problema a superar ante las necesidades expresadas por las empresas. Una carencia que ha crecido con la competencia y la salida de perfiles experimentados al exterior”, matizó. 

Para afrontarlo, ya no debemos centrarnos, únicamente, en la captación de talentos informáticos, sigue siendo necesario, dice la ponente, interesarse por su desarrollo y su fidelización, involucrándolos en proyectos innovadores. Es por eso que la empresa de aprendizaje debe esforzarse por implementar nuevas herramientas y tecnologías en el interés mutuo de ambas partes. “La empresa debe adaptarse al rápido desarrollo de las tecnologías y, al mismo tiempo, interesarse por las habilidades que acompañan a esta dinámica. En otras palabras, los talentos también, deben sentirse apoyados en estos desarrollos para que puedan aportar sus propios conocimientos y experiencia”.

Concretamente, Intelcia apoya a estos empleados en materia de certificaciones, asegura el director de gestión del talento del grupo, ofreciendo al menos una certificación por año y por empleado. Y eso no es todo, el soporte también incide en la formación en habilidades blandas, relacionadas con la gestión de equipos, gestión de proyectos, liderazgo, etc. En cifras, “el 75% de nuestros empleados y directivos proceden de la promoción interna”, regocija Iman Benabdellah, que no dejó de subrayar la importancia de avanzar hacia el trabajo en modo proyecto y por objetivo. De ahí el interés por la flexibilidad, que deberían adoptar todas las organizaciones de aprendizaje. 

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

¿Quieres estar al día de nuestras noticias?