Noticias

Mercadona gana un 17% más en el año de la pandemia y crea 5.000 nuevos empleos

Mercadona gana un 17% más en el año de la pandemia y crea 5.000 nuevos empleos
Mercadona gana un 17% más en el año de la pandemia y crea 5.000 nuevos empleos

Mercadona, la principal cadena de supermercados en España por cuota de mercado, facturó en 2020 un total de 26.932 millones de euros, un 5,5% más que el año previo (cuando el crecimiento fue similar, del 5%) y tuvo un beneficio récord de 727 millones de euros, un 17% más.

A pesar de la pandemia, la cadena ha creado empleo y ha acabado el año con 95.000 empleados en plantilla, que son 5.000 más: 93.300 en España y 1.700 en Portugal. Es ya la empresa que más empleo crea en España, por encima de El Corte Inglés (90.000) y es casi el 4% del total del país.

La inversión en 2020 ha sido de 1.500 millones, incluyendo los 409 millones en primas que se repartió a los empleados al inicio de la pandemia y los 200 millones gastados en medidas de seguridad. La cadena ha doblado las ventas online y “ya gana dinero” a través de ese canal, aunque sólo representa el 1% del total de ventas, según ha explicado el presidente de la compañía, Juan Roig, en una rueda de prensa semipresencial en Paterna, Valencia. “Ha sido el mejor año de gestión de Mercadona”, ha añadido el empresario.

Estas son las principales cifras de un año que Roig ha definido como “muy complejo”, en el que la cadena ha tenido que adaptarse a las circunstancias y en el que las 1.639 tiendas han estado abiertas, pues la alimentación ha sido siempre un sector esencial. La cadena, sin embargo, ha perdido medio punto de cuota de mercado (ahora del 26,4%) entre otras cosas por la falta de turistas. “Somos una empresa fuerte donde más turistas hay, en la zona del Mediterráneo o Canarias”, ha dicho Roig, que ha reconocido que algunos de los competidores “lo están haciendo mejor y eso nos ha perjudicado”.

INICIO DE LA CRISIS

El empresario ha explicado cómo se vivieron en la empresa esas primeras semanas de pandemia en las que los supermercados trabajaron a destajo, cuando “ni siquiera teníamos mascarillas”. Se da la circunstancia de que Mercadona presentó sus resultados de 2019 el martes 10 de marzo, justo cuando se acababa de anunciar el cierre de colegios en la Comunidad de Madrid y se producían algunas escenas de histeria en algunos supermercados. Fue tres días antes de que se decretara el confinamiento.

Entonces “nos comprometimos a asegurar el abastecimiento de nuestros jefes”, ha dicho el empresario, que incluso ha bromeado con el hecho de que se acabara el papel higiénico, “algo que es fácilmente sustituible”.

En la empresa se hicieron 11 comités extraordinarios en un mes, se tomaron “muchas decisiones valientes y otras impopulares”… En total 100 medidas (de protección a los empleados y clientes, de aforo, de limpieza…) con un coste de 200 millones. Junto con todo el sector, “se llegó a la conclusión de que salud y economía es como respirar y comer, el ser humano necesita primero respirar y luego comer. La salud es muy importante pero la economía también y en orden de importancia son iguales, aunque secuencialmente primero va la salud”, ha dicho Roig durante su exposición.

La crisis supuso suspender el servicio de ‘listo para comer’ cuando justo se acababa de lanzar, “mandar a casa a 5.000 personas con síntomas o que eran de riesgo”, se interrumpió el servicio online porque, ante la avalancha de pedidos, no se podía garantizar a todos los clientes, se redujo el horario de las tiendas… Se dio una prima de reconocimiento a los trabajadores “por el compromiso” y se creó un call center del Covid atendido por 60 sanitarios de Mercadona para los trabajadores con síntomas o dudas.

COMPRA DE MASCARILLAS

Juan Roig también ha contado cómo aquel 14 de marzo en el que se decretó el estado de alarma tuvieron que comprar mascarillas a un precio de 1,57 euros para los 95.000 trabajadores, que a partir del lunes 16, ya con España confinada, fueron a trabajar con su medida de protección. Hoy Mercadona compra la mascarilla a 0,08 euros.

“No sabíamos a qué nos estábamos enfrentando y las autoridades tampoco sabían cómo solucionar los graves problemas de la pandemia e iban tomando las decisiones sobre la marcha y como sabían”, ha señalado. “Lo único que hicieron bien es que nos declararon sector esencial. Nos acostamos el día 9 siendo vendedores de alimentos y al día siguiente nos convertimos en sector esencial”, ha dicho Roig, que ha dejado caer que esto, sin embargo, no ha ocurrido así con las vacunas.

“Somos sector esencial, ya deberíamos estar vacunados. Ahora que ya vamos a estar todos vacunados ya el tema está pasado”, ha dicho el empresario, que cree que la situación económica en España será complicada, puesto que “el principal motor de la economía, que es el turismo, está parado”. También ha considerado que los sectores más afectados necesitan ayudas. “Nosotros desde Mercadona no vamos a pedir ayudas, porque queremos seguir invirtiendo y tener agilidad”, ha dicho.

TRANSFORMACIÓN

A pesar de las dificultades, en este 2020, Mercadona ha “podido avanzar en la transformación brutal de Mercadona”, se ha seguido implantado el modelo de tienda eficiente (ahora hay 1.000 y se acabará el 2021 con 1.200), en la expansión en Portugal y el canal online. La sección de listo para comer estará en 850 tiendas (2020 acaba con 650) y ha supuesto una inversión de 170 millones.

El servicio online, que tuvo que suspenderse durante las primeras semanas de confinamiento, ya cuenta con 1.400 personas en plantilla entre Barcelona, Valencia y Madrid y se ha facturado 176 millones de euros en estas tres zonas, que es donde están instaladas las llamadas colmenas, que son almacenes desde donde se hace el reparto online de manera exclusiva (en el resto del país también se hace desde tienda). “En estas zonas tenemos la mejor página web. Hoy vendiendo online Mercadona gana dinero”, ha dicho el presidente de la compañía. Las ventas online en estas ciudades alcanza el 4% del total.

Con respecto a Portugal, la empresa tiene ya 1.700 personas en plantilla, 20 tiendas y se han creado 800 nuevos empleos el pasado año. Las tiendas del país vecino ya han facturado 186 millones de euros y se han invertido 113 millones de euros. Roig ha destacado que la venta media por establecimiento es, además, superior que en España.

La compañía pagó 1.933 millones de euros en impuestos el año pasado y su aportación supone el 2,2% del PIB en España. El presidente de Mercadona ha destinado además 70 millones de euros de sus dividendos a “reactivar la economía en la Comunidad Valenciana y España”. Este año elevará su contribución hasta los 100 millones.

Fuente: www.elmundo.es


 

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

¿Quieres estar al día de nuestras noticias?