Noticias

Por qué el Reino Unido podría catalogar a Huawei de “alto riesgo”

Estos son tiempos difíciles para Huawei y los proveedores de telecomunicaciones del Reino Unido.

Por qué el Reino Unido podría catalogar a Huawei de "alto riesgo"
Por qué el Reino Unido podría catalogar a Huawei de “alto riesgo”

El primer ministro revisará en breve el uso del equipo de la compañía china, y los parlamentarios serán informados de su decisión el martes.

Parece probable que Boris Johnson establezca un plazo para que la empresa deje de involucrarse en la red 5G del país. Pero lo que no está claro es si él también ordenará que se elimine de otros sistemas de banda ancha móviles y de línea fija.

La decisión no solo tendrá un impacto en el despliegue de los servicios de datos de alta velocidad, sino que también podría alentar a otros países a repensar sus propias relaciones con Huawei.

¿Cuales son las opciones?

En enero, el gobierno ordenó que la cuota de mercado de Huawei de banda ancha 5G y fibra hasta las instalaciones (FTTP) se limitara al 35%, y que también se eliminara de la parte más sensible de las redes móviles, conocida como núcleo.

Desde entonces, los ministros han dicho que “con el tiempo” quieren que los proveedores de alto riesgo, incluido Huawei, sean excluidos por completo, pero no han dicho cuándo.

Algunas de las redes móviles del Reino Unido ya han gastado grandes sumas instalando mástiles Huawei y otros equipos para conectar teléfonos inteligentes a sus redes 5G.

Huawei afirma tener el kit 5G más avanzado, pero las sanciones de EE. UU. Amenazan su capacidad de hacerlo.

Han dicho que quieren unos siete años para reemplazarlo con otra opción si es necesario, y con un impulso podrían hacerlo en cinco.

Pero algunos parlamentarios conservadores dicen que la escritura debe hacerse antes de las elecciones generales de 2024.

Las redes afirman que esto sería difícil, sobre todo porque las estaciones base 5G de hoy son a menudo actualizaciones del kit 4G existente. Por lo tanto, el cambio a otro proveedor es un trabajo más grande de lo que parece, ya que también implica reemplazar gran parte de su infraestructura 4G.

Con respecto a la banda ancha, la división Openreach de BT será la más afectada por cualquier decisión.

Actualmente tiene como objetivo alcanzar el límite mediante el uso de otros dos proveedores para construir una nueva capacidad FTTP en lugar de reemplazar cualquier equipo Huawei existente, lo que implicaría un costo y esfuerzo adicionales.

Y luego está la opción nuclear.

Si Johnson quiere que Huawei salga de la red de telecomunicaciones por completo, entonces 70,000 gabinetes de carretera utilizados para proporcionar conexiones de banda ancha existentes también tendrían que ser reacondicionados.

En ese punto, las sumas y el trabajo involucrado comienzan a volverse colosales.

¿Por qué está pasando esto?

La tensión geopolítica entre EE. UU. Y China es la razón detrás de la revisión del uso de la tecnología de Huawei.

Washington afirma que Huawei representa un riesgo de seguridad nacional y se ha beneficiado injustamente del apoyo del gobierno. Si estas afirmaciones son verdaderas, y Huawei las niega, la administración Trump claramente ve a la compañía como un tótem para la propagación de la influencia china, y está tratando de rechazarla.

El éxito de Huawei como una de las marcas más grandes de China también ha significado que sus acciones y finanzas enfrentan un escrutinio adicional.

Su último movimiento son las sanciones diseñadas para evitar que la empresa pueda fabricar sus propios chips.

Ni Huawei ni los fabricantes de terceros en los que confía podrán utilizar el software de automatización electrónica de diseño (EDA) estadounidense, que se utiliza para diseñar, simular y producir los procesadores de la empresa, o cualquier otra herramienta basada en la propiedad intelectual estadounidense,

En la actualidad, no hay una forma rápida de evitar esto, lo que lleva a uno de los mayores productores de chips del mundo, TSMC, a dejar de recibir nuevos pedidos de la compañía china.

Con suficiente tiempo, Huawei podría convencer a los fabricantes para que ejecuten líneas de producción “des-americanizadas”.

Pero en algunos casos no hay sustitutos fáciles. En particular, perdería la capacidad de hacer chips tan densamente empaquetados con transistores como es actualmente el caso, lo que significa que no funcionarían tan eficientemente.

Como resultado, Huawei puede tener que dejar que otros diseñen y fabriquen los chips en el corazón de sus productos.

Sin embargo, los jefes de seguridad del Reino Unido están preocupados de que esto les impida poder examinar su equipo tan a fondo.

Y se cree que el Centro Nacional de Seguridad Cibernética de GCHQ ha dicho a los políticos que el balance de riesgo ha cambiado como consecuencia.

Una opción que se había considerado era que el gobierno aconsejara, pero no ordenara, a las redes que dejen de usar el kit de Huawei.

Pero docenas de parlamentarios conservadores han dejado en claro que se rebelarán a menos que se adopte una línea más dura.

Bob Seely, miembro del Grupo de interés de Huawei de parlamentarios conservadores, le dijo a la BBC que cree que el gobierno anunciará que no se puede instalar un nuevo kit 5G Huawei después de 2021, y que todo ese equipo debe retirarse para fines de 2025.

“No todos estarían satisfechos con eso”, dijo, pero agregó que sería suficiente para evitar que el gobierno pierda un voto parlamentario.

¿Qué puede hacer Huawei?

Por ahora, la empresa parece estar esperando poder influir en la mente del primer ministro a la hora undécima.

Huawei puede argumentar que ha acumulado reservas de sus chips y que las sanciones permiten que las fundiciones fuera de los EE. UU. Sigan haciendo más hasta mediados de septiembre.

Además, podría prometer reservar parte de ese suministro específicamente para cumplir con los pedidos del Reino Unido y, por lo tanto, garantizar que no necesitará enviar el kit utilizando componentes de terceros al país durante al menos dos o tres años, momento en el que los EE. UU. las sanciones podrían haber terminado.

TSMC ha dejado de aceptar nuevos pedidos de la división de chips HiSilcon de Huawei

Eso podría satisfacer preocupaciones de seguridad inmediatas, pero la decisión también es política.

Huawei espera que cualquier nueva restricción vaya acompañada de una promesa de llevar a cabo una revisión de seguimiento, dejando la puerta abierta a un nuevo cambio de sentido.

Pero a la luz de las tensiones con China por su tratamiento de Hong Kong, Boris Johnson podría no tener en mente ofrecer tal concesión.

Huawei aún podría intentar montar un desafío legal.

Cuando se le preguntó sobre esta posibilidad, su jefe del Reino Unido, Victor Zhang, dijo que ahora “no era el momento adecuado para presentar el caso”.

¿Cuáles serían las consecuencias para el Reino Unido?

Ericsson ya suministra muchas de las redes del Reino Unido con el kit 5G y ha dicho que puede asumir una demanda adicional a un precio competitivo.

“Comercialmente, ¿costará más? Te puedo garantizar que no”, dijo el jefe europeo de la firma, Arun Bansal, a la BBC.

Nokia es otro proveedor existente que podría recuperarse. Y, con el tiempo, también se habla de incorporar a Samsung y NEC.

Pero Vodafone advirtió que, a menos que los operadores tengan al menos siete años para retirar a Huawei, el despliegue adicional de 5G será más lento de lo previsto.

Del mismo modo, Openreach cree que sería difícil cumplir el objetivo del primer ministro para 2025 de “banda ancha gigabit para todos” si tiene que reemplazar el equipo de banda ancha Huawei existente.

El trabajo de Openreach para cumplir con la fecha límite de 2025 ya está bajo presión debido a la pandemia de coronavirus.

También habría ramificaciones más amplias.

Es probable que Huawei reconsidere las promesas que ha hecho de invertir en I + D en el país, incluidos los planes para un desarrollo de £ 1 mil millones cerca de Cambridge.

Además, el embajador de China en el Reino Unido ha dicho que dañaría la reputación de Gran Bretaña de ser una nación abierta y favorable a los negocios.

“Cuando se deshace de Huawei, le envía un mensaje muy equivocado. Castiga su imagen como país que puede llevar a cabo una política independiente”, dijo Liu Xiaoming.

Por otro lado, una prohibición podría alentar a la administración Trump a darle al Reino Unido un acuerdo de libre comercio que ayudaría a su fortuna posterior al Brexit.

Por Leo Kelion

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

¿Quieres estar al día de nuestras noticias?