Latam

República Dominicana: Postergan un año el apagón analógico

Hace tres meses el país había conseguido realizar la primera transmisión de TV digital de la mano de Color Visión Canal 9.

El plan original de República Dominicana era culminar su transición a la Televisión Terrestre Digital (TTD) el 30 de septiembre próximo. No obstante, ese proceso, iniciado en 2010, fue aplazado para agosto de 2023.

La medida fue ordenada por el Poder Ejecutivo al Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel), “en aras de que el sector de radiodifusión televisiva pueda cumplir con los requisitos establecidos para el apagón analógico y el encendido de la señal digital”, dice el comunicado que el órgano regulador difundió.

El decreto que posibilita esta reprogramación cuenta con la firma del presidente del país, Luis Abinader, e instruye al regulador a establecer una hoja de ruta que permita la implementación de la TTD, y establece los nuevos plazos: el 31 de agosto de 2023 como la fecha límite para que las concesionarias del servicio de radiodifusión televisiva realicen efectivamente el apagón analógico y el 31 de diciembre de ese mismo año, como fecha límite para realizar el encendido digital.

A modo de repaso, cabe recordar que el estándar elegido fue el ATSC 1.0. Hace tres meses el país había conseguido realizar la primera transmisión de TV digital de la mano de Color Visión Canal 9, marco en el que se había presentado también el proyecto de implementación de la TTD.

También que el regulador había lanzado la licitación pública que facilitara la distribución de las cajas convertidoras de la señal entre los sectores más populares de la población.

“El Indotel identificó como beneficiarios a hogares vulnerables que cuentan con un televisor, pero que no tienen un servicio de televisión por suscripción (cable), es decir que consumen contenido televisivo por televisión abierta”, publicó el órgano en su comunicado y aseguró que “con el inicio de transmisión de señales de televisión abierta, los usuarios podrán disfrutar de imágenes en alta definición y con mayor calidad de audio”.

Éste no fue el primer aplazamiento; ya en 2010 había fijado al 2015 como el límite establecido para culminar la transición. Sin embargo, en aquel momento, no fue posible conseguirlo. Tampoco el previsto hace  cinco años cuando la fecha definida fue el 2021.

Pandemia mediante, una nueva fecha espera atenta conocer su suerte. Y quizás sea más promisoria esta vez pues se inscribe en un proceso de gran apuesta por parte de la gestión actual, en el que la renovación normativa y  el prometedor camino iniciado hacia 5G (licitado hace casi un año), marcan la diferencia en su contexto regional.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

¿Quieres estar al día de nuestras noticias?