Noticias

5G impulsa inversiones en Asia Pacífico

5G impulsa inversiones en Asia Pacífico
5G impulsa inversiones en Asia Pacífico

5G es una realidad en Asia Pacífico. Si bien estamos todavía en una etapa muy incipientes de la tecnología, con aún muy pocas radiobases instaladas, ya existe un número significativo de redes 5G a lo largo del globo. 5G Americas contabiliza 163 a nivel global, con 13 operando en América Latina. En comparación, existen 677 redes 4G a lo largo del globo y 341 en la modalidad LTE-Advance.

En este estadio, es normal que las perspectivas sobre la inversión en 5G para los próximos años sean muy prometedoras, porque la tecnología todavía tiene mucho espacio para crecer. Especialmente, el paso natural que deben dar las redes 5G a partir de ahora es el de la densificación. Esta tarea, junto con la implementación de Massive MIMO (mMIMO) es, para ABI Research, lo que empujará el gasto en infraestructura celular hasta 191.000 millones de dólares para 2026.

Pero lo que parecen indicar los números de ABI Research es que no habrá un único modelo de 5G y, dependiendo los mercados y los casos de uso, podríamos tener múltiples experiencias de 5G, como ya muestran los monitoreos de la red por parte de OpenSignal.

La consultora no duda que mMIMO será el catalizador de los ingresos de los proveedores de equipamiento en el futuro cercano, especialmente en Asia Pacífico, donde los operadores desplegarán cerca de 28,3 millones de unidades, representando cerca del 78 por ciento del mercado de mMIMO para 2026. La cifra no es menor y podría estar indicando que, en el resto del mundo, la tecnología mMIMO no será masiva—o al menos no en el mediano plazo—. Incluso, la consultora señala que la forma de desplegar mMIMO diferiría por mercados, como ocurre entre China y Corea del Sur, donde la primera utiliza la configuración 64T64R mientras que la segunda, 32T32R mMIMO.

ABI Research sostiene que la densificación de 5G y la implementación de mMIMO representará aproximadamente el 73 por ciento de los ingresos por implementaciones outdoor, hasta alcanzar 97.300 millones para 2026. El 22 por ciento de los ingresos, en tanto, se destinará al el equipamiento dentro de edificios, alcanzando 34.400 millones para 2026. En este 22 por ciento la consultora está contabilizando inversiones en infraestructura para 5G NR-U (no licenciado), sistemas de banda ancha ciudadanos (CBRS), acceso compartido licenciado (LSA) y espectro licenciado localmente, lo que impulsará el despliegue de small cells en las empresas. A pesar de ser un mercado más pequeño en relación a las redes outdoor, este espacio el que se lleva las mayores miradas ya que es donde los operadores podrían competir con servicios de valor agregado para las empresas e industrias 4.0.

Por último, ABI Research estima un crecimiento del 126,7 por ciento para OpenRAN en los próximos cinco años, alcanzando aproximadamente el 17,6 por ciento del total de los ingresos por redes outdoor —unos 23.600 millones de dólares para 2026—. El crecimiento de OpenRAN, explica la consultora, estará afectado por múltiples factores que llevarán a que la penetración de la tecnología sea distinta en las diferentes regiones. Estos impactos están relacionados con el desarrollo del mercado luego de las prohibiciones a los proveedores de infraestructura chinos, la performance de las redes RAN existentes y los desarrollos tecnológicos.

Los próximos años serán claves en inversiones para 5G y sus tecnologías asociadas, y el mundo se prepara para entrar en una nueva era cuyos avances podremos ver a partir de mitad de la década de los nuevos 20. Las previsiones de ABI Research muestran que, al menos por los próximos años, veremos a las inversiones relacionadas a 5G moverse de forma muy diferente, dependiendo de las condiciones de cada mercado.

Escrito por Leticia Pautasio

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

¿Quieres estar al día de nuestras noticias?