Noticias

El despliegue de 5G en España

Despliegue de 5G en España
El despliegue de 5G en España
No ha sido poca la polémica que ha rodeado en los últimos meses el despliegue de la tecnología 5G.

A pesar de las afirmaciones desde diversos colectivos de que el despliegue de esta nueva conexión tenía efectos nocivos para la salud, el 5G ya ha comenzado a abrirse paso en nuestro territorio. Antes de hacer un repaso de las zonas que contarán con cobertura, los operadores que ofrecerán este servicio y los dispositivos que lo soportarán, hagamos un pequeño repaso de lo que es exactamente la tecnología 5G y lo que ofrece.

De manera sucinta sobre el despliegue de esta tecnología que básicamente consta de un nuevo estándar de banda ancha caracterizado por su rapidez y su menor latencia. Cuenta con más prestaciones y ofrece mayores posibilidades que las actuales redes 3G y 4G, y una vez se culmine su despliegue, también tendrá un mayor alcance y cobertura que estos.

La velocidad, principal ventaja

El notable aumento de la velocidad y de la calidad de la conexión (el 5G puede ofrecer conexiones hasta 100 veces más rápidas que las redes actuales), supone toda una revolución para el mundo de la conexión y las comunicaciones. Bajándolo a datos, si con el 4G podíamos descargar aproximadamente 360MB en 10 segundos, con el 5G, en esos mismos 10 segundos, podremos descargar más de 20GB. Esto se traduce en una velocidad de descarga comparativamente increíble, por la cual podremos, entre muchas otras cosas, descargar grandes archivos en apenas uno o dos segundos, visualizar contenidos en streaming en gran calidad sin interrupciones, tener experiencias de juego online sin latencias y con gran definición, o conectar multitud de dispositivos a una misma red sin experimentar fallos.

En el ámbito comunicacional y laboral las ventajas también son muy interesantes.

El despliegue de esta herramienta logrará una comunicación y una interacción mucho más fiable y eficaz, potenciando los entornos colaborativos en la nube y mejorando la fluidez de las video-llamadas en full HD. Estos avances, sin duda, aportarán nuevas oportunidades a sectores tan diversos como el del transporte, la logística, los sectores industrial y financiero (sobre todo en materia de seguridad online), y ayudará a dar nuevos pasos en fenómenos emergentes como la robótica, el machine learning, la realidad virtual o el big data. Además, en un periodo como el actual, puede suponer un apoyo para el sector sanitario y de la investigación, en concreto en cuestiones como la medicina a distancia o el seguimiento y monitorización de datos.

Debido a su incipiente adaptación, algunos expertos recomiendan utilizar una vpn para protegernos ante posibles problemas de seguridad en las comunicaciones no detectados.

Una vez conocidas todas estas características la pregunta es ¿cuándo y cómo podremos usar el 5G?

Como muchos ya sabrán, este servicio llegó a nuestro país de la mano de Vodafone a mediados de junio de este año. En ese punto, y también en la actualidad, el acceso sigue estando algo limitado: el servicio ha comenzado implantándose de manera paulatina en tan solo 15 de las grandes ciudades españolas (Madrid, Barcelona, Sevilla, Malaga, etc.), aunque los niveles de cobertura siguen siendo, incluso en estas grandes urbes, bastante discretos. No será hasta finales de 2021 o 2022 cuando los grandes operadores comiencen a ofrecer la red 5G en la banda de frecuencia de 700 MHZ, que será la que permitirá un acceso generalizado al servicio. Hasta entonces tendremos que conformarnos con una infiltración lenta y gradual en la que no podremos experimentar aún todas las posibilidades que ofrece este nuevo tipo de conexión.

Una de las empresas que más fuerte ha apostado por el 5G es Movistar, que buscará asegurar una implantación amplia del servicio para ganar la partida al resto de competidores. La empresa española ha anunciado, de hecho, que pretende garantizar la red 5G para el 75% de la población española para el final de este mismo año. De ser así, el servicio daría cobertura a más de 150 grandes municipios y más de 50,000 personas.

Costos

En lo relativo al coste, aunque la implantación de este sistema haya sido multimillonaria, las operadoras no repercutirán (en principio) este gasto adicional a sus usuarios. Lo que sí que puede ser necesario para poder utilizar el servicio será la contratación de paquetes de datos ilimitados u ofertas de gran cantidad de gigas, ya que, como es de esperar, el 5G consumirá mucho más que sus antecesores. También será necesario contar con un smartphone compatible, lo que hasta ahora no es común y encarece el precio de los dispositivos que sí soportan la conexión ultrarrápida. Sin embargo, cada vez más compañías (Samsung, Xiaomi o Huawei, y también Ericsson y Nokia) están tratando de incorporar esta nueva tecnología a precios mucho más razonables.

Por último, mencionar que a medida que se vaya implantando el 5G, las conexiones anteriores (4G y 3G) irán perdiendo terreno. Mientras el estándar 3G pretende apagarse por completo para mediados de la siguiente década, el 4G tendrá un recorrido algo mayor, y convivirá con el nuevo ancho de banda durante al menos unos cuantos años más.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

¿Quieres estar al día de nuestras noticias?