Noticias

España: Movistar, Vodafone y Orange se adjudicaron bloques en la banda de 26 GHz para 5G pero quedaron lotes desiertos

5G: Habrá más de mil millones de usuarios a finales de año
La subasta se realizó en el marco de la Estrategia para el Impulso de la Tecnología 5G, que prevé una inversión pública de 2.000 millones de euros hasta 2025.

Aunque las operadoras de telecomunicaciones habían manifestado su rechazo a que se volviera a licitar espectro 5G en España, el gobierno de este país logró adjudicar 1.800 MHz de los 2.400 MHz que puso a disponibilidad en la banda de 26 GHz. Vodafone, Orange y Movistar se hicieron de este recurso por un lapso de 20 años. Pagaron 36 millones de euros, un monto inferior al esperado.

El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital informó a través de un comunicado que, además de las tres compañías mencionadas, Globe Operator se hizo de 200 MHz en las concesiones autonómicas, en Castilla y León, por el que pagó 200.000 euros. Y sostuvo que, con este proceso, se cumplió con uno de los hitos del Plan de Recuperación Económica comprometido para 2022, hecho que convierte a España en uno de los países de Europa con más espectro adjudicado en las bandas preferentes en el despliegue de redes y servicios 5G.

La subasta se realizó en el marco de la Estrategia para el Impulso de la Tecnología 5G, que prevé una inversión pública de 2.000 millones de euros hasta 2025 orientada a incentivar el despliegue de redes y servicios. De ese total, más de 1.400 millones de euros están incluidos en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, la estrategia española que busca canalizar los fondos destinados a los países de Europa para afrontar la crisis que supuso el covid que, al mismo tiempo, se propone construir un futuro más sostenible a base de reformas e inversiones.

Se subastaron 12 concesiones que totalizaban 2.400 MHz de la banda de 26 GHz. A estas se sumaron 38 concesiones del ámbito autonómico, que rondaron los 400 MHz.

El ministerio informó que, con el cierre de la subasta, se completó “el proceso de puesta a disposición de los operadores de la práctica totalidad de la banda de 26 GHz, prioritaria para el desarrollo de la tecnología 5G. Esta adjudicación se extenderá por 20 años, prorrogables a otros 20 años más.

Telefónica, Vodafone y Orange compitieron por nueve concesiones de ámbito estatal, y se adjudicaron1.800 MHz, es decir, tres cuartas partes del total disponibilizado. Por el lado autonómico, la compañía Globe Operator Telecom participó de la compulsa por una concesión en Castilla y León.

Lo cierto es que, más allá de que las operadoras hicieron sus ofertas para acceder a ese recurso, también quedaron bloques desiertos: tres de 200 MHz correspondientes al ámbito nacional, y 37 -de los 38 ofertados- pertenecientes a bandas para los bloques autonómicos. Un desinterés manifiesto.

El monto obtenido por esta adjudicación también se advierte menor a las expectativas planteadas al principio de la discusión. Sin embargo, la secretaria de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales de España, María González Veracruz, dijo que hubo una determinación clara orientada a bajar el precio del espectro para facilitar el proceso. “Hemos facilitado esta subasta para llevarla a cabo este año, como nos comprometimos con Bruselas, y por eso hemos favorecido el proceso con la bajada de precios o con la fijación de plazos de uso de las frecuencias en 20 años, prorrogables en otros tantos. Creo que es de interés general el facilitar que los operadores puedan seguir invirtiendo en infraestructuras, siempre desde nuestra perspectiva público-privada. Así, hemos rebajado el precio de las frecuencias porque queremos que los operadores aceleren el despliegue de 5G en toda España”, afirmó.

El proceso cerrado ahora complementa el finalizado en julio de 2021, cuando se adjudicó la banda de 700 MHz, y el concluido a principios de 2022, cuando se reorganizaron las frecuencias de 3.5 GHz, en un movimiento orientado a que las operadoras pudieran hacer un uso más eficiente de las mismas.

En esta oportunidad, la licitación de los 2.400 MHz disponibles de la banda de 26 GHz se dividió en bloques de 200 MHz distribuidos en 12 concesiones de alcance nacional (banda 25,10-27,50 GHz). A ellos se sumaron 400 MHz en bloques de 200 MHz y distribuidos en 38 concesiones de ámbito autonómico, tal como sucedió con la banda 24,70-25,10 GHz.

Explica el Ministerio en cuestión: “El precio de salida de cada concesión de ámbito nacional se fijó en 4 millones de euros y el de las de ámbito autonómico, era proporcional a la población de la comunidad o ciudad autónoma en consideración (…) Las concesiones son conformes a las especificaciones técnicas establecidas por la Comisión Europea, en relación a la armonización de la banda de frecuencias de 24,25-27,5 GHz para los sistemas terrenales capaces de prestar servicios de comunicaciones electrónicas de banda ancha inalámbrica en la Unión”.

Este proceso concluyó luego de algunos retrasos. En verdad, las operadoras de telecomunicaciones habían solicitado esperar un poco más antes de avanzar con una nueva compulsa. Pero el gobierno siguió adelante.

Telefónica se hizo de cinco bloques nacionales de 200 MHz, es decir, que totalizó un 1 GHz, el límite establecido por la regulación. Y pagará unos 20 millones de euros. La operadora dijo que con esta compra completa la necesidad de espectro para desplegar redes en todas las bandas necesarias.

“El espectro adquirido en la banda milimétrica de 26 GHz permitirá ofrecer las mayores prestaciones y capacidades 5G en espacios de alta densidad de demanda, como instalaciones industriales, parques empresariales, espacios deportivos o de ocio”, dijo la operadora en un comunicado.

Orange y Vodafone, en tanto, se hicieron de dos bloques cada uno. La primera pagó ocho millones de euros por este espectro, y también completa su disponibilidad de bandas para ofrecer servicios 5G pues posee dos bloques de 10 MHz en la banda de 700 MHz y 110 MHz en la de 3.5 GHz. Orange se encuentra en pleno proceso de fusión con MásMóvil.

Vodafone también pagó ocho millones de euros, y el objetivo planteado es similar al de sus competidoras, tal como lo indicó Colman Deegan, CEO de Vodafone España, quien, además de manifestar su satisfacción por el proceso, sostuvo que la operadora “se garantiza el espectro requerido para el despliegue de 5G dedicado en entornos industriales, asegurando la aceleración de la transformación digital”.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

¿Quieres estar al día de nuestras noticias?