Noticias

Estados Unidos: Más de 30 empresas chinas se suman a lista negra

China, por su parte, ha criticado duramente los movimientos de Estados Unidos, argumentando que el gobierno estadounidense está tratando de detener su ascenso.

Estados Unidos añadirá a más de 30 empresas chinas en una lista negra comercial que les impediría comprar ciertos componentes estadounidenses.

La administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, planea poner a Yangtze Memory Technologies y a más de 30 empresas de China en una lista negra comercial. Esta decisión profundizaría las tensiones entre las dos superpotencias económicas del mundo.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos agregará al fabricante líder de chips de memoria de China y a los demás a la llamada Lista de Entidades a partir de esta semana, según una persona familiarizada con las deliberaciones que pidió no ser nombrada por tratarse de un asunto delicado.

Las empresas en la lista de entidades no pueden comprar tecnología de proveedores estadounidenses, a menos que obtengan una licencia de exportación especial de Comercio.

El uso anterior de esa designación diezmó el negocio de teléfonos inteligentes de Huawei y obstaculizó los esfuerzos de Semiconductor Manufacturing International (SMIC), para convertirse en el campeón de la fabricación de chips en China.

El último movimiento representaría una escalada en el conflicto entre Estados Unidos y China por la tecnología. La administración Biden dio a conocer un amplio conjunto de restricciones sobre la capacidad de China para comprar semiconductores y equipos de fabricación de chips en octubre, poniendo a Yangtze Memory y otras empresas en una lista para un mayor escrutinio en ese momento.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos agregó 31 organizaciones, incluida Yangtze Memory, a lo que se conoce como lista no verificada, lo que significa que las autoridades estadounidenses no pueden demostrar que no se está apoyando al ejército chino.

Eso puso en marcha una cuenta regresiva de 60 días durante los cuales las empresas tendrían que demostrar que sus negocios no estaban relacionados en actividades que pudiesen poner en peligro la seguridad nacional de Estados Unidos.

China, por su parte, ha criticado duramente los movimientos de Estados Unidos, argumentando que el gobierno estadounidense está tratando de detener su ascenso.

Esta semana, China presentó una disputa ante la Organización Mundial del Comercio, tratando de anular los controles comerciales impuestos por Estados Unidos, argumentando que interrumpirán el comercio mundial.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

¿Quieres estar al día de nuestras noticias?