Noticias

Teletrabajo y flexibilidad, claves para la productividad Post-Covid

Teletrabajo y flexibilidad, claves para la productividad Post-Covid
Teletrabajo y flexibilidad, claves para la productividad Post-Covid

En mayo de 2020, la apuesta de los directores y dueños de empresa para el regreso a la normalidad laboral era noviembre. El Termómetro de OCC Mundial señalaba que 44% de las empresas tenía esa expectativa; 36% de los directores encuestados por PwC también lo preveían; mientras que en la encuesta de Hays, 55% de las organizaciones estimaba la recuperación de sus negocios de 3 a 6 meses a partir de este mes.

Sorpresa! no solo no hemos vuelto a la normalidad, la mayoría coincide en que nunca regresaremos a ella y que habrá una nueva forma de relacionarnos en la vida y especialmente en el trabajo.

La ruta económica y de convivencia nos dirige hacia modelos en los que el trabajo a distancia y la flexibilidad, son claves para la productividad. Es decir, todos pueden hacer tele trabajo ya sea en una oficina, en su casa o en cualquier lugar donde los colaboradores tengan una buena señal de Internet.

Como mencionó la presidenta de Manpower, Mónica Flores en entrevista con BeGood: el home office no es para todos, pero en esta ruta de que el trabajo sí lo es, es vital “escuchar a tus colaboradores. ¿Quiénes piden regresar a la oficina?”. Si no has preguntado, PwC lo hizo y encontró que a pesar de no contar con todas las condiciones de trabajo en casa, si pudieran elegir, idealmente optarían por 3 días de trabajo en casa y el resto en la oficina.

Esta encuesta reveló que, incluso sin tener los suficientes recursos tecnológicos, trabajar de manera remota se elevó 58%; tampoco sintieron que faltara colaboración entre equipos, 44% percibió que se mantuvo igual y 47% que aumentó.

Es decir, las personas están claras de que no necesitan estar en una oficina para ser productivos ni para colaborar. Sin embargo sí necesitan bienestar, especialmente porque una gran mayoría perdió el equilibrio entre la vida personal y la laboral.

La misma encuesta, “Nueva normalidad nuevas formas de trabajo” evidencia que los colaboradores quieren mejores recursos/equipos (18%), horarios de disponibilidad bien definidos para no interferir con su vida personal (14%); horarios de trabajo más flexibles (12%); y apoyo para manera las cargas de trabajo (8%).

Está claro que no habrá vacuna contra el Covid-19 hasta después del primer trimestre de 2021 y que la recuperación de los negocios se vislumbra lejana, así que cuidar al talento interno será básico para todas las organizaciones que al mismo tiempo se verán obligadas a probar políticas por ensayo y error hasta encontrar el mejor formato para cuidar su activo más valioso, los empleados y generar en ellos una relación de lealtad.

Frente a ello, los modelos híbridos resultarán ser una gran alternativa para obtener un balance adecuado y enfocar la estrategia en el bienestar del empleado, en entregarle una mejor experiencia facilitándoles espacios de trabajo que les permitan operar adecuadamente. En casa teniendo un escritorio, computadora y excelente conexión a Internet; o bien que tengan la posibilidad de estar en un espacio de oficina cercano a su hogar, que les garantice medidas sanitarias, mayor movilidad, desatar la creatividad y la innovación y afianzar los lazos de colaboración. Al tiempo que pueden pasar más tiempo con sus familias y en casa.

Habrá una evolución hacia la redensificación de las oficinas, menos o nulos metros cuadrados, más espacios de trabajo en coworkings para garantizar la movilidad y optimizar la inversión; y nuevas experiencias para un talento agotado por el confinamiento y necesitado de capacitación y crecimiento, clave de las Organizaciones Flex para los nuevos tiempos.

Si bien las perspectivas en el corto y mediano plazos siguen siendo inciertas en cuanto al regreso de las personas a sus empresas u oficinas, sobre todo porque la pandemia Covid-19 no cede, algunos especialistas consideran que es insostenible pasar mucho más tiempo en casa en los siguientes meses por dos cosas:
  1. La primera: porque hay una situación ya de cansancio y desesperación ante el encierro.
  2. La segunda: porque hay movimiento en las empresas, y las personas que se contratan requieren de un entrenamiento que es difícil hacerlo desde casa.

Más allá de estas disertaciones que se pueden leer en reportajes como “Volveremos a la oficina porque el teletrabajo es insostenible” de El País, todo indica que las empresas optarán por un modelo híbrido en el que los colaboradores trabajen algunos días en casa y otros en la oficina, lo que abre una gran oportunidad para los coworkings que tengan la capacidad de reinventarse y generar una oferta de servicio que satisfaga ambas necesidades.

Y es hacia esa transformación donde Homework ya camina. “No nos quisimos quedar esperando de brazos cruzados. Lo que estamos haciendo además de promover nuestras nuevas ubicaciones (en Polanco y Tlalnepantla) es, bajo la filosofía de que trabajamos no para clientes sino para personas, entender las necesidades de la gente en este contexto de pandemia y hacerles la vida fácil a partir de lo que sabemos hacer”, comenta Manuel del Valle, Developer & Connection Maker de Homework.

Con ese propósito fue que nació Homework Flex, un servicio que privilegia el trabajo remoto, creando entornos de bienestar accesibles, considerando que hoy las personas están laborando en sus casas y si quieren un día ir al coworking lo puede hacer, al igual que si desean tener una oficina virtual. “Estamos dando las herramientas a las personas y las estamos empoderando para que ellas decidan dónde realizarán su día de trabajo”, explica el directivo de Homework.

Además de que Homework Flex genera experiencias de oficina en casa, mejorando la productividad de los colaboradores de las empresas, a quienes dota de equipamiento de de trabajo, como escritorios y sillas ergonómicas, así como herramientas tecnológicas, también ofrece servicios con los que busca colaborar en la salud física y mental de las personas por medio, por ejemplo, de ciertas actividades virtuales, como Yoga.

Para llevar a cabo esta iniciativa, Homework ha establecido importantes alianzas con jugadores relevantes de diversas industrias con el objetivo de que todo aquello que los colaboradores requieran para trabajar desde casa o en las propias oficinas de Homework lo puedan tener. Cabe señalar que la disponibilidad de herramientas de trabajo dependerá siempre del “traje a la medida” que las empresas requieran para su personal por un periodo mínimo de un año.

    “Hasta que no exista una nueva tecnología de transporte ―dice Manuel del Valle―, las personas van a valorar más quedarse cerca de su casa. Y Homework Flex te ofrece justamente la posibilidad de que tú seas libre de decidir qué quieres. Es un cambio de paradigma en cuanto a la forma de que los colaboradores perciban qué es mejor para ellos respecto a su bienestar, pero también en cuanto a su productividad. Esa libertad para elegir es parte de la innovación que hoy impulsamos”.

Uno de los sectores más afectados por Covid-19 ha sido el educativo. Los maestros, de manera particular, tienen que dar clases de manera virtual a sus alumnos muchas veces en condiciones poco favorables, tanto en lo que se refiere a equipamiento físico como tecnológico.

Pues bien, parte del proyecto de reinvención de Homework pasa por apoyar a maestros para que tengan mejores condiciones para ofrecer clases a sus alumnos, de tal forma que puedan ser parte de Homework Flex y gozar de los mismos beneficios que puede tener cualquier otro colaborador de una empresa.

“Muchas veces (los maestros) tienen equipo obsoleto y están en espacios reducidos dentro de su propia casa. Nosotros al pensar en Homework Flex también pensamos que los propios maestros pueden beneficiarse de lo que ofrecemos ya”, comenta Manuel del Valle.

La idea es que como una empresa apoya a sus colaboradores a través de este esquema, existan posibles patrocinadores o fundaciones que puedan hacer lo propio con maestros y que esto se traduzca en una mejor educación para los alumnos que toman clases de manera virtual.

“De esta forma, por ejemplo, los maestros podrían llevarse un equipo de cómputo a su casa. Con esto no solo mejoramos sus condiciones de trabajo, impactamos también en los niños y jóvenes que estarían recibiendo una enseñanza más adecuada por parte de los profesores, lo que en estos momentos de pandemia sería una gran aportación social desde lo que ya hacemos”, concluye el directivo de Homework.

Fuente: homeworkmx.medium.com

 

 

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

¿Quieres estar al día de nuestras noticias?